Hola, Bienvenido a OPEN YOUR MIND!



Si tienes alguna duda, mandame un mail!

¡Suscríbete a OPEN YOUR MIND!

Recibe en tu correo las últimas noticias del site. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

Son y son - Cap. 200

0 Comentarios

Fuente: Son y son

Alguien tiene que tener la culpa

0 Comentarios
No encontrar el amor, liarse con un memo tras otro sin que las cosas lleguen nunca a cuajar, puede resultar frustrante. Tanto que a veces nos empeñamos en buscar culpables. ¿Es culpa de la gente, que está loca? ¿Es culpa nuestra? ¿Es una conspiración del Universo?

Buscar el amor es duro. Más duro que escuchar la discografía de Paulina Rubio y El Arrebato (fíjate). Durísimo. Aunque las películas y las historias llenas de algodón que nos venden en la tele y en todas partes nos muestren el proceso de encontrar el amor como una especie de nube rosa en la que todo es maravilloso, en la que el destino se conforma a través de la casualidad y en la que una niña que chupa una piruleta en forma de corazón nos dice que todo es posible y que los sueños pueden hacerse realidad, la verdad es otra muy distinta. Uno no tiene más que echarse a la calle a relacionarse con maricones con el Grindr conectado para darse cuenta de esto que estoy contando. El amor es un sentimiento muy profundo; y muy jodido. A pesar de lo que decía aquella canción que de cuando en cuando vuelve a sonar, el amor no está en todas partes. Más bien se esconde y mucho.


Por eso no es raro que tras emprender una infructuosa búsqueda del amor y conocer un maricón tras otro en esta realidad tan fantástica y maravillosa en la que actualmente vivimos, lleguemos a un punto de frustración más enorme que la cena de fin de año de Mariah Carey. Es natural, casi lógico, que tras muchos intentos, citas, mensajes, diálogos de besugos que no llevan a ninguna parte y polvos más patéticos que robar en un todo a cien alcancemos un punto de hartazgo perceptible. Es fácil de identificarlo: se nos pone cara de limón ácido, los músculos tensos, fruncimos el coño y nos preguntamos dulce e insistentemente mientras le arrancamos los pelos del escroto al tipo que nos acabamos de zumbar y que también, fíjate tú, nos ha salido rana lo de:

¿Se puede saber por qué coño no me sale una a derechas, por qué no conozco a un tío decente con el que llevarme bien y llevar una relación estupenda, de esas de adoptar una niña china modelo de anuncio de Benetton y ser unos maricones bienavenidos y felices que sonríen mucho con una dentadura brillante y que tienen cara de estar fantásticamente bien follados todo el tiempo? Pero si tengo un perfil en 16578 páginas de relaciones y voy a todos los bares de ambiente desde que abren hasta que cierran. ¿Por qué yo no? ¿Por qué todo el mundo puede tenerlo y yo no? ¿Por qué la vida es tan injusta y yo no puedo ser feliz? Quiero que me amen. QUIERO QUE ME AMEN. 

Ante este momento natural de odio intenso hacia el amor en sí mismo y hacia cualquier individuo que tenga un colgajo entre las piernas, aparte de llamar a tu mariliendre a poner como un guiñapo al género humano mientras os cargáis una botella de tequila a medias, se da una reacción muy natural y muy básica, que además es muy propia de nuestra especie: echar la culpa a alguien. Porque a ver, alguien debe tener la culpa de que tú no consigas vivir el sueño de todo gay de encontrar alguien que te quiera y te comprenda y vivir el amor en pareja (todos lo buscan, incluso esos que van de duros y que dicen que ellos solo quieren aumentar exponencialmente cada día el número de felaciones que pueden practicar en una hora. Van de duritos, pero en el fondo sólo quieren enamorarse y que todas las mañanas alguien les diga “buenos días, princesa”). Alguien debe tener la culpa de que no lo consigas, máxime cuando la gente que ya tiene pareja te vende que es lo más fácil del mundo y te dicen eso de “estás solo porque quieres”. Porque quieres, maricón, porque ahora resulta que es que tú quieres estar solo y por eso, coherentemente, se te van los días conociendo gente nueva y averiguando si congenias y si lo vuestro funcionaría, perdiendo tus valiosos bienes: tiempo, dinero, paciencia y algún que otro huevo en alguna experiencia sexual de connotaciones patéticas. Tócate los cojones, mariloli.

Total, que uno puede encontrar múltiples focos en los que concentrar la culpa. La culpa de que no encuentres pareja puede ser de…

-De la gente. Eso es, la culpa es de los demás. Esto debe sonarnos porque es algo muy frecuente: echarle la culpa a las personas que nos rodean y asumir que si no llegamos a congeniar con ellas es porque ellas tienen un defecto que les impide relacionarse con personas decentes y magníficas como nosotros. Porque la gente está loca, como una cabra, y no hay manera de entenderse con ellos. Por lo tanto, la culpa de que no encontremos pareja es de los otros, que además son malos y buscan hacernos daño a propósito y cuyo único cometido en la vida es hacernos sufrir y destruirnos. Por eso, vamos a churreteranos la cara con pintura de camuflaje y a comenzar una cruzada a lo Kill Bill para hacer justicia con todos esos seres malvados y egoístas tan diferentes a nosotros. Que seguiremos estando solos, pero al menos destruiremos unas cuantas vidas y eso es algo que siempre anima; y si no que se lo pregunten a Cospedal, que siempre luce una sonrisa fantástica y ya te digo yo que de follar no es.

-De nosotros mismos: ya sabéis, no os hagáis los suecos, todos hemos tenido momentos en los que hemos murmurado comiéndonos un litro de helado de chocolate con churretones alrededor de la boca “nadie nos quiere ni nos va a querer nunca porque somos feos, gordos, tristes, pobres y patéticos”. Sólo merecemos envejecer en una chabola llena de bichos y comer hasta que no podamos más y nos veamos obligados a lavarnos con un paño atado a un palo. La culpa es nuestra porque no somos lo que la gente espera, no somos suficientes, no estamos a la altura, no merecemos que nos quieran y, por lo tanto, está claro, moriremos solos. La persona que haya mantenido más contacto sexual con nosotros habrá sido a través de un puntero láser. Nos lo tenemos merecido.

-Del universo: porque hay una conspiración judeomasónica que impide que te salgan las cosas como quieres y, claro está, eres el foco de una tortura pactada a nivel mundial. Los dioses, las fuerzas del universo, el cosmos, el ojete de Rappel y el pezón izquierdo de Esperanza Gracia (que dicen que sabe a natillas) están confabulados para hacerte la vida imposible. Así que sí, lo siento, nunca vas a llegar a tener una relación de amor porque el universo está en contra tuya y jamás lo va a permitir. Por eso lo mejor es que te dejes una barba muy larga y te compres una cerbatana con la que apuntar al cielo y poner cara de loca del coño mientras emites sonidos guturales los martes y los jueves de 12 a 3.

Al final y esto os lo digo por experiencia, lo más sano es evitar estos pensamientos malvados que vienen a destruir Maricalandia y comprender que, sencillamente, llegar encontrar a alguien con quien conectar y con quien tener una relación medianamente sólida y satisfactoria es complicado. No es algo que se consiga todos los días y así como así. El hecho de intentarlo y no conseguirlo no significa que tú tengas un problema o que ellas tengan un problema o que el mundo esté en contra tuya. Sencillamente, somos nosotros y nuestra circunstancia, a veces no nos conocemos en el mejor momento, otras es cosa de la chispa que no surge. Hay mil razones por las que una relación no cuaja. Pero no pasa nada. No hay que obsesionarse. Buscar culpables no sirve de nada y, además, es mentira. Nadie tiene la culpa de que sea mucho más sencillo toparnos con el “sigue buscando” que encontrar el premio y que relacionarse sea un proceso arduo y complicado. 

Nadie tiene la culpa de que intentarlo no garantice el éxito. Intentarlo solo garantiza la vida.


Fuente: Universo Gay

Putelli se cambió el apellido porque la gente se negaba a pronunciarlo

0 Comentarios
Esta es la historia de un nombre o, mejor, de un apellido. Es un viaje a la semilla. Es un recorrido hacia el origen. Es una excursión familiar. Es un post sobre la identidad, lo más singular, lo más propio que tenemos.

Cuando Martín Dutelli, envió este texto me resultó original, divertido, reflexivo, sincero, por sobre todo. Martín, que reconoce abiertamente su homosexualidad, rastrea su apellido y se encuentra con que originariamente era Putelli. Entonces, empieza el juego con la no pertinencia de la P, la representatividad que tendría para él, que se define como “rePutelli”. Lejos de considerarlo un insulto celebra la coincidencia de su apellido con su orientación sexual. “Ahí entendí más de mí”, escribe Martín.

En cambio, hace muchos años, un tío suyo no lo vivió así, al punto tal, que decidió cambiar la P por la D, una diferencia de nada, aunque sustancial. Cuenta la historia familiar que el tío en cuestión –al que su sobrino prefiere preservar sin dar el nombre- tuvo muchos problemas porque la gente se negaba a pronunciar el apellido, al que confundían con una “mala palabra”.

Aquí, la particular historia.




Mi origen,

Desde que tengo uso de razón y recuerdo, mi apellido -bien tano- fue Dutelli, pero con el tiempo me explicaron lo que sucedió…

Resulta ser que originariamente empezaba con P, o sea, era Putelli. Y ahí entendí más sobre mí.

Lo que pasó es que un tío mío, habiendo tenido muchos problemas por gente que no ha querido pronunciar tal apellido, fue a re-registrarlo como Dutelli, para no parecer una mala palabra, un insulto.

Más recientemente, recuerdo que unos años atrás tuve una charla radial con la Negra Vernaci, en la que le explicaba el origen de mi apellido. Yo le dije: “Ahora soy Dutelli, pero mis antepasados fueron Putelli”, y seguí diciendo: “En la actualidad yo soy puto, así que soy rePutelli” (me acuerdo también de las carcajadas que brotaron de fondo, risas estruendosas que provenían de La Gunda Fontán); también le comenté que a veces me gustaba tener sexo con chicas, entonces la Negra dijo: “Dutelli de dual, vas por los dos lados”. En definitiva, no me hubiera molestado llamarme Putelli, ya que abarca parte de lo que soy.

Y encima al mismo tiempo otro de mis admirados, Fernando Peña, difundía que estaba bueno ser y que lo llamen un “Puto lindo”.

Por otro lado, también me han explicado que los putti (plural de putto en italiano) eran los angelitos que se pintaban en los cielos rasos de las catedrales, son motivos ornamentales que consistían en niños alados y desnudos, en forma de cupidos o querubines. Como los que pintó Michelángelo.

Yo no sé si soy un ángel, un vampiro, un gay o un puto, o todo eso junto y también la posibilidad de ser miles de cosas más, pues aprendí que uno es mucho más libre y feliz cuanto más versátil -en todo sentido- se permita ser… Sí acepto que en varios aspectos continúo siendo un niño y que, con ilusión, sigo esperando que mi cupido me alcance con su flecha.

Anyway, solo sé que mi apellido encierra en el fondo y en el origen, parte de mi subjetividad, parte de lo que siento, y que ahora ya no hay motivo para seguir encerrado, encerrando, cerrado, con cerrojos. Cierre.

Martín Dutelli


Registro Civil de Buenos Aires inscribió al primer niño con los dos apellidos de sus madres

0 Comentarios
Bautista se convirtió hoy en el primer hijo de un matrimonio igualitario que es inscripto en la Ciudad de Buenos Aires con los dos apellidos maternos y sin tachaduras ni anotaciones improcedentes. De esta forma, se cumple con toda la letra de ley y se regularizan las inscripciones en CABA. Desde ahora las partidas de nacimiento no tendrán ningún tipo de distinción respecto al resto de las niñas y niños de parejas de distinto sexo.

De esta manera, Buenos Aires finalmente se suma al resto de las jurisdicciones que ya cumplían con la normativa y con el modelo del DNI año cero que incluye a los dos miembros de un matrimonio igualitario. Hasta el día de hoy, el director del Registro Civil, Alejandro Lanús, confeccionaba las partidas de nacimiento solamente con el apellido de la madre biológica. Además incorporaba tachaduras, enmiendas y leyendas que estigmatizaban a las/os niñas/os por la orientación sexual de sus madres.

En febrero de este año, el subsecretario de Justicia, Javier Buján había dictado luego de gestiones de 100% diversidad y derechos y Lesmadres, la resolución 38 que instruye al Registro Civil a “que en lo sucesivo admita y proceda a la inscripción de niños/as, cuyos progenitores resulten ser del mismo sexo respetando los términos de la ley 26.618, evitando adicionar constancia lesivas o discriminatorias; y equiparando las mismas sin establecer diferencias entre las partidas de niños/as, ni referencias a la orientación sexual de sus progenitores/as”.

Asimismo, la Asesoría General Tutelar de la Ciudad Autónoma también emitió un oficio al Registro Civil instando a la urgente “remoción de todos los obstáculos” y la inmediata equiparación de las inscripciones “sin establecer diferencias entre las partidas de nacimiento de los niños y niñas”. El oficio solicitó la incorporación de ambos apellidos maternos “en cumplimiento a lo establecido en el artículo 37 de la Ley Nº 26.618 (…) y la eliminación de las referencias al Estado Civil de las madres, ni a la orientación sexual de las mismas, en cumplimiento de lo establecido en el Código Civil; la ley 26.618; la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; la Convención sobre los Derechos del Niño y la Constitución Nacional” y pidió la urgente “rectificación de las partidas”.

“Finalmente, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a ya dos años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario, comenzó a respetar los derechos de nuestras hijas e hijos en un paso mas hacia el pleno reconocimiento en la igualdad de derechos de todos los niños”, expresó Silvina Maddaleno, activista de 100% diversidad y derechos. Por su parte, Florencia Gemetro, integrante de Lesmadres aseguró que “este es una gran avance que constituye el respeto a los derechos de nuestros hijos e hijas pero aún resta la rectificación de las partidas de nacimiento de los niños nacidos luego de la sanción de la ley de matrimonio igualitario que fueron confeccionadas de manera discriminatoria y la adición de los dos apellidos en todos los casos”.

Las organizaciones 100% Diversidad y Derechos y Lesmadres celebramos este nuevo avance en materia de reconocimiento legal de las hijas e hijos de familias comaternales en el marco del trabajo por el reconocimiento igualitario de todas las familias más allá de la orientación sexual o el estado civil de sus madres o padres.


Fuente: SentidoG

¿Se puede ser bisexual?

0 Comentarios
¿Mecanismo psicológico o intento de expansión del mundo erótico? La bisexualidad abarca a aquellas personas que tienen la capacidad de amar a personas de su propio sexo tanto como del opuesto. En esencia, es una orientación sexual como lo son la homosexualidad y la heterosexualidad.

La bisexualidad abarca a aquellos sujetos que tienen la capacidad de amar a personas tanto de su propio sexo como de otro sexo. Esta capacidad puede incluir la atracción física, sexual y emocional. La bisexualidad no implica la renuncia al propio sexo ni la negación del rol que se posee como hombre o como mujer lo que genera que, en algunos casos, quienes eligen este modo sexual tiendan a esconder sus prácticas para no afectar su faceta heterosexual frente al entorno.

Ciertamente, esta inclinación sexual no atañe al género social al que se pertenece. Se trata de un mecanismo psicológico en el que tanto podemos encontrar una predominancia de la confusión respecto a las apetencias sexuales en la que se entrelazan los sentimientos (esta apreciación de la bisexualidad como confusión nos llevaría a la existencia de cierta ambigüedad en la construcción temprana de su identidad) como, desde otro punto de vista, podríamos verla como un intento de ampliación y expansión del mundo erótico y la búsqueda de nuevas experiencias. Pero una cosa es transitar por una etapa de confusión y otra muy distinta es que la bisexualidad sea en sí misma y estructuralmente una confusión. En esencia, la bisexualidad es una orientación sexual como lo es la homosexualidad y la heterosexualidad.

Ser bisexual no define nuestro estilo de vida o nuestra conducta sexual. Las personas bisexuales pueden ser monógamas, poliamorosas o incluso célibes, tanto como lo son las personas heterosexuales, las lesbianas y los gays. Muchos bisexuales tienen relaciones sexuales con personas de un solo sexo o no las tienen con nadie, y aún así se consideran bisexuales. Otras personas, en cambio, tienen relaciones con personas de ambos sexos y no se identifican como bisexuales.

Es erróneo sostener la creencia de que la bisexualidad roza la perversión transgrediendo los códigos aceptables o ubicarla alrededor de la idea de voracidad o compulsión sexual. Del mismo modo, es también equivocado conjeturar –prejuiciosamente- que en todos los casos se trataría de una homosexualidad reprimida y desplazada.

Definir nuestra sexualidad es un proceso profundo que en algunos casos puede ser muy complejo. Existe un fuerte determinismo cultural y social que nos espera biológica, genérica y sexualmente hombres o mujeres.

Sin embargo, en distintas fases de la vida podemos sentirnos atraídos por ambos sexos. Esto se ve habitualmente en los juegos sexuales infantiles (donde podemos sentir deseo y jugarlo, tanto con el primo o la prima, el compañero o la compañera del grado) o en la pubertad en la que al mismo tiempo que nos enamoramos perdidamente de nuestro primer amor (heterosexual) desarrollamos un intenso erotismo con nuestros pares de género. Las atracciones pueden cambiar con el tiempo siendo la tendencia que se acomoden al modelo piramidal heterosexual con inclinación hacia la monogamia.


Los matices

Si tomamos a la bisexualidad como una elección que implique los actos sexuales del sujeto en cuestión y que forme parte de su identidad sexual y social deberíamos enrolarlo dentro de las diferentes tipos de modalidad sexual: hetero, homo bi, transex, travestismo, etc. En estos procesos, el sujeto amplía la zona de su deseo sexual hacia los dos sexos si bien, en la mayoría de los casos, hay siempre una tendencia hacia un sexo más que hacia el otro. El sujeto se asume hetero u homo y, al mismo tiempo, extiende su práctica sexual al otro sexo.

Este tipo de experiencia sexual tiende a reservarse socialmente ya que no tiene-hasta hoy- una aceptación de la media social en la que nos movemos. Por lo tanto, el sujeto se maneja en su condición de género hacia el afuera o bien acuerda con su pareja la posibilidad de incluir vivencias de intercambio sexual que le permitan desarrollar su apetencia sexual.


Nosotras, ellos y las fantasías

Si bien las estadísticas dicen que son más los hombres los que se ubican dentro de esta particularidad, el hecho es que las mujeres tenemos más aprobado el erotismo hacia nuestras congéneres. Las mujeres podemos hablar, hacer contacto, manifestar afecto, tocar, besar e incluso compartir sexo con mujeres más que los hombres entre ellos.

A esta altura, y más allá de la definición y desarrollo del tema bisexualidad como estructura sexual y social, es importante e interesante hablar del lugar que ocupan las fantasías con partenaires del mismo sexo en el imaginario de todos nosotros. De hecho, se considera que somos esencialmente bisexuales en nuestra estructura más allá de lo cerca o lejos que estemos de este reconocimiento y del permiso que nos otorguemos para habitarlo. Y digo habitarlo, no digo realizarlo, no hablo de hacerlo acto. Agrego -y subrayo- que las fantasías son un salvoconducto de primer orden en el enriquecimiento de nuestra erótica; que cobijar y jugar con lo ilusorio suma y habilita permisos; que no quiere decir que desplegarlas implique tener que hacerlas realidad y que la imaginación es el lugar donde nuestros sentidos se mueven a sus anchas. Todos alojamos la capacidad de amar y desear a ambos sexos sin que ello atente contra nuestra heterosexualidad elegida. Solo se trata de ofrecernos la posibilidad de ejercerla en mayor libertad.

Lic. Adriana Arias, psicóloga y sexóloga, co-autora de los libros “Locas y Fuertes” y “Bichos y Bichas del Cortejo”, junto a Cristina Lobaiza (Del Nuevo Extremo)


Fuente: SentidoG

La cantautora Silvia Palumbo realizó homenaje a Natalia Gaitan

0 Comentarios

Silvia Palumbo, es una cantautora nacida en el partido de Lincoln, provincia de Buenos Aires, Argentina. La cantante lleva años componiendo y tocando canciones en las que se reconocen raíces afro-latinoamericanas, aunque ella no se encasilla en ningún género musical concreto; por el contrario, “usa y abusa de ellos” al fusionar ritmos folklóricos, afros, latinos… para la reivindicación feminista y la presencia y el empoderamiento de las mujeres.

¿Qué aporta la música al empoderamiento de las mujeres?

La música es un vehículo único de transmisión y construcción de cultura, aparte de generar muchísimo bienestar a quienes atraviesan la experiencia de “hacer” música. Las expresiones musicales populares tienen, además, un andar de misoginia, androcentrismo, sexismo y heterosexismo. Una tremenda ausencia de autorías de mujeres hasta hace bien poco, no porque no las hubiese, sino porque sus creaciones se diluían por varias cuestiones. El mapa sonoro del mundo se conformó entonces con una única voz, que sigue estando presente y vigente…Y una gran asimilación a ese discurso, de hacer música. En fin es un tema muy largo y me voy por las ramas pero aquí viene la cuestión del aporte de la música al empoderamiento de las mujeres…En mi caso utilizo tambores, movimientos de bloque y las propias voces, además de la energía colectiva como campo de conexión. Poder unir la vibración de la membrana del tambor a nuestro cuerpo y con un ritmo sostenido por todas, además de tener la posibilidad de desarrollar la creatividad, es una experiencia refundante en nuestras vidas de mujeres. Es sentir la capacidad de proyección sonora, proyección de la propia voz a través de estos elementos.

En tus composiciones fusionas ritmos, pero en tus letras mantenes la reivindicación feminista…

En la música que hago todo está mezclado rítmica y genéricamente, aunque trabajo con construcciones melódicas y armónicas de la denominada “música tonal” occidental. En lo textual, desde siempre he dado un tratamiento poético a mis letras, ya que la escritura es otra de mis herramientas expresivas y, sobre este criterio estético, los contenidos reflejan mi mirada del mundo y mis desvelos como mujer lesbiana y feminista.

¿Quiénes te han inspirado?

Varias mujeres han sido fuente de inspiración y referentes en mi trabajo creativo, algunas músicas, escritoras, formadoras, activistas lesbianas y/o feministas: Mónica Pavicich, Claudia Csornyei, Adrienne Rich, Ursula K Leguin, Diana Bellessi, Eladia Blázquez, María Elena Walsh, Liliana Felipe, entre muchas otras.

¿Cuáles son tus proyectos mas cercanos?

Estoy trabajando en varios proyectos en este momento…Armando el libro sobre este trabajo de Mujeres en Bandada/Lesbianbanda, plasmando metodología, anécdotas, historia, ritmos y pensamiento político a través de los tambores en manos de mujeres. En esta línea empezamos a grabar el primer disco de este proyecto, con algunas fusiones rítmicas y canciones, en Gijón y Argentina. Este registro pretende plasmar mínimamente este andar de tamboras feministas que vamos construyendo, este gesto de arte feminista. Y la gran movida que estamos empezando a gestar es el Encuentro de feministas tamboras en Argentina para octubre de 2012, donde mujeres que han trabajado conmigo en este plano y que siguen desarrollando esta bandada de tamboras violetas nos reuniremos para intercambiar experiencias, tocar juntas, escucharnos, conocernos y hacer una movida de visibilización en ese punto de la tierra de algunos fl agelos que seguimos padeciendo el colectivo de las mujeres más allá del país que habitemos o de la elección sexual que tengamos.

En lo individual estoy trabajando en la pre-producción de mi tercer disco de autora que se llamará “Falla de Origen” y con talleres y conciertos en el estado español y en Argentina.






Fuente:

Mamá te hizo así… ¡gay!

0 Comentarios

Si tu madre es una mujer sociable, extrovertida, inteligente, muy segura de sí misma y no suele pasar desapercibida en ninguna reunión, te vamos a confirmar algo que tal vez sepas desde hace años: su perfil encaja con el de la madre “tipo” de un hombre gay. Lo que te puede llegar a sorprender es que estos rasgos de su personalidad se corresponden con un sistema reproductivo muy saludable, y es altamente probable que tu mamá sea (o haya sido) una señora muy fértil.

Al menos esa es la hipótesis del investigador Andrea Camperio Ciani, de la Universidad de Padua, en Italia, para quien la homosexualidad masculina está determinada genéticamente. Resulta que desde hace varios años, Andrea y sus colegas se vienen encontrando con que las madres y tías maternas de los hombres gays tienden a procrear mucho más que las mujeres de la familia materna de los hombres heterosexuales.

Ante este panorama, los investigadores ajustaron el microscopio y descubrieron que los mismos factores genéticos que inducen la homosexualidad en los hombres también promueven la fecundidad en las mujeres de sus familias. Estos resultados respaldan la “hipótesis de equilibrio de la selección”, que se está convirtiendo rápidamente en la teoría con base genética más aceptada para explicar para qué carajos existimos los gays.

Buscando desesperadamente al gen gay masculino

Las primeras investigaciones de Camperio Ciani sugerían que el gen de la homosexualidad masculina causaba un aumento de la androfilia o atracción por los hombres. Por esta razón, se especulaba con que los hombres y las mujeres que lo poseían también manifestaban un comportamiento sexual más promiscuo. ¡Ay, los prejuicios…!

Sin embargo, los nuevos resultados obligaron a un ajuste de la interpretación científica.

Según el propio Camperio Ciani declaró recientemente al portal Life’s Little Mysteries: “La fecundidad elevada no está relacionada con el placer en el sexo, ni con la promiscuidad. El patrón androfílico que hemos encontrado se refiere a mujeres que atraen a los mejores hombres para aumentar su valor reproductivo”.

Si bien los investigadores todavía no le han visto la cara al supuesto gen de la homosexualidad masculina, tienen sus sospechas… Los hijos varones heredan un solo Cromosoma X (el de su madre), por lo que es muy probable que allí se aloje el gen buscado. En las hijas mujeres, en tanto, este cromosoma no influiría sobre su sexualidad, pero contendría el gen que ellas podrán transmitir a sus hijos, renovando así el ciclo… ¡y evitando que los gays nos extingamos!


Fuente: SentidoG

La Real Academia incorporó la definición de matrimonio igualitario

0 Comentarios
La Real Academia incluye, por primera vez, una nueva acepción a la palabra matrimonio, que reconoce las uniones entre parejas homosexuales.

“En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses”, dice la nueva definición de matrimonio, que se suma a la acepción habitual que de unión entre un hombre y una mujer.

Algunos países de habla hispana como España y Argentina recogen el matrimonio homosexual en su ordenamiento jurídico.


Festejo de la CHA

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) celebró la incorporación del matrimonio entre dos personas del mismo sexo a la versión electrónica del Diccionario de la Real Academia Española. La organización expresó en un comunicado que “es la primera vez que el referente más importante de la lengua española” incluye este significado referido al matrimonio.

“Es otro paso. La Ley de Matrimonio Igualitario de España y Argentina, además de reconocer los derechos para nuestras parejas y familias, hace que la Real Academia Española cambie el significado de la palabra en los diccionarios”, consideró César Cigliutti, presidente de la CHA.

Diego Trerotola, Coordinador del Área de Cultura de la CHA, destacó que “Muchas veces, niñas y niños acceden al conocimiento a través del diccionario, herramienta educativa básica en las etapas de formación. Por eso es sustancial que puedan tener un significado verdaderamente contemporáneo de la palabra Matrimonio, modificado gracias al trabajo de activistas que posibilitaron la unión como un derecho plural, igualitario y democrático. Y este cambio de definición tiene importancia porque el lenguaje nos atraviesa y, cuando es bien utilizado, hace que nuestro idioma sea una verdadera voz colectiva que nos reúne bajo un mismo sentido de la igualdad, la justicia, la dignidad.”


Fuente: SentidoG

Son y son - Cap. 199

0 Comentarios

Fuente: Son y son

¿Qué pasó con el suboficial gay Octavio Romero?

0 Comentarios

Gabriel Gersbach se mudó porque no soportaba volver cada día al departamento que compartía con Octavio Romero, el lugar del que desapareció la noche del sábado 11 de junio de hace un año. Se trajo unas pocas cosas a este espacio que luce como un lugar de paso, desordenado, con muebles ajenos –lo alquiló amoblado para ver si así los recuerdos dejaban de acecharlo-.

Con él se vino el perro que encontraron en uno de los típicos paseos por la reserva ecológica. “Nombro a Octavio y me lame. El perro también lo extraña, no sabés”, dice Gabriel, mientras hacemos lugar para sentarnos en torno de una mesa pequeña donde la computadora siempre está prendida.

“La búsqueda se hizo por Internet, enseguida empezamos a divulgar por ahí”, cuenta Gabriel. Aprovecha y abre las páginas en las que se busca Justicia por Octavio. Entra a navegar por Facebook, a abrir álbumes de fotos, pone play en varios de los videos de youtube en los que él daba entrevistas por el caso de su novio cuando aún se desconocía su paradero, muestra la página que él mismo armó para seguir las novedades de caso.

Su amor por Octavio parece intacto. Por momentos, en la charla se manifiesta con una anécdota que lo hace sonreír (nostalgia de tiempos amorosos), por otros, con algún episodio que le quiebra la voz (impotencia de amor).

Empieza a hablar del último tiempo compartido. “Salíamos juntos los dos, con turistas que querían hacer recorridos por la ciudad. Eran tours de 4 ó 6 horas, programábamos qué querían hacer, si compras, museos, lugares históricos y era una forma de estar más juntos”, recuerda. Gabriel es taxista y Octavio trabajaba medio día por la mañana en la Prefectura, después iba al gimnasio, hacía acrobacia sobre tela, nadaba y estudiaba, según los días.

“La verdad, era un ejemplo de persona. ¿Viste esas personas que se solidarizan con todo, que quieren ayudar, colaborar siempre con sonrisa, humor, feliz?”, dice Gabriel. “Así era Octavio”.





- ¿Cómo se conocieron ustedes?

- En un boliche, fue el 9 de julio del 1999. Fue un flash. Al día siguiente lo llamé para vernos. Fue una locura, ¿viste cuando tenés muy buena piel con alguien, que no querés que se vaya? A la otra semana ya venía a mi casa y se quedaba dos días, dejaba cosas. Yo vivía en el centro en un monoambiente y era más cómodo porque él trabajaba en Prefectura en el edificio de guardacostas, en Puerto Madero. Estaba a seis cuadras de su trabajo.

- ¿Desde que lo conociste él trabajó en Prefectura?

- Sí, pero él al principio me dijo que trabajaba para una empresa naviera, en una oficina porque me vio con un perfil a mí que no me gustaban las armas, que era “anti milico” total. Pero al poco tiempo me lo contó, me dijo que me lo había ocultado porque pensó que no me iba a gustar. “Sí, no me gusta”, le dije. Pero me gustás vos, está todo bien.

El me dijo que era por un tiempo, pero fue pasando, en esa época él trabajaba en el edificio de guardacostas pero como era suboficial era como el “pinche”, lo mandaban a la calle con escudos lanza gases. Imaginate en 2001.

- ¿Qué le tocó hacer?

- Lo mandaban a la calle a hacer seguridad, a veces, a las marchas a reprimir. Era complicada esa época y él odiaba hacer eso, detestaba hacerlo. Entonces trataba siempre de “zafar” de estar en la calle armado y con chaleco antibalas. Eso no le gustaba.

Con el tiempo entró a Control de Gestión, fue secretario ahí y mejoró un poco, no salía a la calle. Fue cuando estuvo mejor. Empezamos a viajar a Brasil donde yo había vivido. Se enamoró de Brasil, tanto que pidió una beca para estudiar el traductorado en portugués y lo hizo en tiempo récord. También estudió inglés y la carrera de relaciones internacionales en el Salvador con becas de Prefectura. Quería irse, le interesaba entrar en la Cancillería, ser diplomático y estaba camino a eso.




- ¿Cómo vivieron la aprobación del matrimonio igualitario?

- El año pasado vivimos los días más lindos como pareja cuando se aprobó el casamiento igualitario y esa noche…se me nubla la vista de acordarme…esa noche fue tan lindo, tan lindo. El siempre dormía como un relojito a las doce o doce y media. Yo soy más murciélago, trabajo de noche en el taxi. Estaba el Congreso discutiendo la ley y fuimos a la marcha los dos. El siempre se ponía sombreros pañuelos porque tenía prohibido ir a las marchas. Después nos volvimos y él se acostó y yo me quedé mirando. Cuando se aprobó fui y lo vi a Octavio durmiendo. El se despertó me miró y medio sonriendo me dijo: ¿se aprobó? Sí y nos abrazamos y lloramos porque nos íbamos a casar.

- ¿Después de la aprobación del matrimonio igualitario pidió permiso para casarse?

- Sí, dijo: ahora sí les voy a hablar. Porque muchos jefes ya sabían. Porque cuando trabajás para una Fuerza es como que ellos son tu familia: tienen que saber dónde vivís, con quién, cuando te vas de vacaciones, dónde vas, tenés que pedirle permiso.

– O sea que ellos sabían que vivían juntos…

- Sí, sabían. Igual podría haber sido un amigo. Pero él no ocultaba las cosas, era muy sincero. Lo fue blanqueando, en su lugar de trabajo, en control de gestión sabían, en ese piso sabían todos que era gay.


- ¿Y cómo lo trataban?

- De vez en cuando tenía alguien que lo apuraba. Una vez lo llevaron a un cuarto y le dijeron: ‘Si sos puto, chupamela’. No se quienes eran, no me dio nombres, pero me lo contó a mí, a sus amigos, a mi familia. Estaba preocupado. Una vez, en el baño encontró pintado ‘Octavio Romero puto’. Ofensas. A él le daba bronca por la ignorancia de los demás, la falta de respeto y la intolerancia.

- ¿Cómo fue contarles a los jefes del casamiento?

- Un día vino re contento, que le había contado a los jefes y estaba todo bien. Que había uno que ya sabía pero a los demás también les dijo. El les contó, les dijo que era su pareja y les pidió permiso para casarse conmigo. Porque ellos no es que van y se casan: tienen que pedir permiso a las autoridades y, por protocolo, investigan a la pareja con que se va a casar. Entonces me dijo a mí y a mi familia que nos iban a investigar, que hasta podían llegar a pinchar el teléfono. Lo que le dijeron es que ni se le ocurriera casarse con uniforme, cosa que a él ni se le había ocurrido.

- ¿Cómo se portaron con vos después del asesinato?

- Hay un solo jefe que se portó muy bien, me dijo que iba a llevar una escolta de Prefectura con el cuerpo, que iban a poner una placa en Curuzú Cuatiá, de donde él era. El se porto bien, vino al funeral y todo. Los demás se han portado muy mal conmigo, me han desmerecido completamente, no me consideran familia.

- ¿Ellos intervienen en la investigación?

- Formalmente, no. A mí me hicieron dos allanamientos, porque como vivíamos juntos era el primer sospechoso. Quedé con la figura de sospechoso aunque no encontraron ninguna prueba en mi contra y comprobaron que yo no estaba donde apareció Octavio, sino trabajando. Me presente para ser querellante y no me dejan serlo porque no soy familiar directo y quedé como sospechoso. Dos veces me rechazaron la medida entonces no sabemos si avanza o no la causa.

- ¿Seguís en contacto con alguien de la Fuerza?

- Hay un chico que era amigo de Octavio y se hizo amigo mío también. Le pregunto cada tanto y me dice que nadie habla nada, nadie menciona el tema. Es como un secreto de sumario. ¿Nadie lo extraña?, le pregunto a este pibe. Sí, me dice, pero no dicen nada. ¿Nadie sospecha de alguien de ahí? Sí, pero no se habla, el tema se enterró.

El próximo miércoles a las 21, en Casa Brandon,
Homenaje y pedido de justicia por Octavio

Teteras con olor a decadencia

0 Comentarios
Si se iniciara en ciertas prácticas o en ciertas amistades, aprendería que el vocablo designa, en el argot de los gays, todo baño público transformado, bajo determinados códigos y condiciones, en ámbito subterráneo de actividad sexual. Acción ésta que, a la vez, recibe también el nombre de tetera. No en cualquier baño se “hace tetera”, y no cualquier baño puede llegar a ser o ha sido “una tetera”. Cada una de ellas tiene una época de ganado prestigio y una época de decadencia.

Todavía hoy, que el servicio de trenes se ha privatizado y la vigilancia extrema de los andenes de la estación de Belgrano R hace mermar el merodeo en torno del baño público, sobre la pared de los mingitorios sigue escrito con trazo grueso un graffiti que dice: “Lissette, ama y generala de las teteras, 1980”.

El curioso que orina en dirección a esa pared y detiene ahí la mirada supone que se trata apenas de la huella autobiográfica de un “invertido”. Uno más, piensa, de esos que pueblan desde hace siglos los relatos populares acerca de prácticas homosexuales en lugares públicos, y contra los cuales lo han prevenido desde la niñez el padre y los curas. “Ama y generala de las teteras”: he ahí un desorden de género, puesto que el autor del graffiti –sin duda un varón– se refiere a sí mismo en femenino.

Y también un uso burlón de la nomenclatura militar, a pocas cuadras de donde vivía entonces el general de la dictadura Albano Harguindeguy. Pero el curioso se pregunta, sobre todo, qué nuevo y bizarro significado se le habrá querido dar a un término tan doméstico como “tetera”, de modo que alguien pueda llegar a convertirse en su “ama” y “generala”.

En los 70 y los 80 la vida “teteril” pasaba por las estaciones de Belgrano R y la de Vicente López ningún afecto a las teteras, que tenga hoy alrededor de los 50 ha dejado de pasar por allí para mamar o que se la mamaran. Coger en los baños reservados y hacer de “campana” por si un policía llegaba a aparecer, ya entrados en la democracia post ’83 con Alfonsín en el poder el aparato represor no estaba desmantelado, pero más de uno se dejaba tirar la goma e incluso coger.

En la actualidad están haciendo estragos las estaciones de subte de Buenos Aires, la línea H se lleva todos los laureles. Grupos de Facebook se hacen eco de lo mismo tanto en Trenes como en Subtes.


Teteras en los ’70s. Escapando de la represión.

Hubo un pasado no lejano donde la culpa del sodomita se ventilaba en los divanes de Villa Freud y arriba de los patrulleros que habían cercado una tetera. Eran tiempos de peligro, de ocultamiento y trama de solidaridades entre débiles, y la dictadura prolongaba una amenaza contra la libertad sexual que venía desde mucho más lejos.

Pero en la ansiedad del antiguo escondite muchas locas hoy maduras fueron también felices, y no es raro oírles decir que nunca volvieron a sentir que se cagaban en las normas sociales más que durante el intercambio genital al pie del mingitorio, o detrás de la puerta de los retretes. Que incluso en la roña veían nacer del semen las flores más bellas.

Algunos estudiosos de la sociabilidad homosexual, en cambio, prefieren subrayar la palabra angustia y estamparla sobre el mapa del sexo en las teteras. En las épocas represivas, en especial durante la dictadura, dicen, las locas estaban tan aisladas, con tanto desprecio de sí mismas, que recurrían al baño público como única opción dentro de la desgracia. Ni resistencia ni poesía: en aquella clandestinidad, y sobre todo en el detritus, no habría libertad sino la sensación de un destino. Certeza sociológica que desmienten aquellos que consiguieron ahí su primera pareja, su primer grupo de amigos o su primera colección de historias con chongos.

Vestigio de tiempos en que la mesa de ingreso a la experiencia homosexual no se había mudado todavía al dark room de las discotecas o a la camarita de la computadora, lo cierto es que las teteras sirvieron de pito catalán contra la familia y la rutina, los sermones dominicales y los propios fantasmas. Para un chico gay que se creía un marciano, que no había tocado otro pene que el suyo (y si lo hizo, lo había bañado de lágrimas) conocer una comunidad de pares, aun de paso, junto al baño de la estación de tren podía oficiar de antídoto contra la angustia de ser diferente, y el miedo a ser descubierto por los padres en los jueguitos clandestinos de su diferencia. Aunque en las clases medias o altas, si se sospecha de las maneras suaves del hijo, incluso si no se confía demasiado en su honestidad carnal, nunca se duda de su buen gusto.

En las teteras se pone en suspenso el buen gusto y la tranquilidad propia de las alcobas. Se suspende también la distancia entre generaciones, entre clases sociales, y casi siempre entre las identidades sexuales. Un hombre fuera de forma puede resultar el galán del momento, un cartonero el príncipe, un heterosexual marmóreo un sodomita part-time, un patriarca rematar su honor por una pija y un policía chantajista exigirle, además de dinero, una fellatio a la presa a la que le dio caza. En Tearoom trade (se traduce como tratado de la tetera) el sociólogo Laud Humphreys evoca en los años setenta a un policía neoyorquino que les saca plata a los contraventores con la aclaración de que se destinaría a obras de caridad. Lo que se dice, moral calvinista periférica.

El espacio del baño público restituye algunas de las mañas y derrotas de la antigua cofradía secreta proustiana, donde el cochero intima con el embajador. Ni libertad ni destino ni poesía, entonces. Tampoco identidades esenciales. Sólo el deseo. Deseo, sí, pero hasta la orgía requiere un orden, decía Sade, y en tiempos de la dictadura la Sociedad de Damas de los Andenes (testimonian en un libro la Betty Boop, la Chiquita, la Richard) reconocía la tiranía sobre los baños públicos de un acróbata de circo llamado la Lisette. Ama y Generala de las teteras, la Lisette acreditaba en grafitos su triunfo en la escala de los marginales. Ahí llevaba la contabilidad de los intercambios sexuales, exigía moderación a los zarpados y establecía zonas liberadas. Y guay si le birlaban una presa: Vos acá no entrás más. Hay quien cuenta que su castigo contra las amotinadas llegó hasta cerca del crimen, y a una le hundió la cabeza en la mierda del retrete.

En el auge perfumado del matrimonio igualitario toda aquella escatológica protohistoria de la sociabilidad gay –el sexo entre las moscas, los chongos impredecibles, el chantaje policial, la sirena de los patrulleros y el poder de la Lisette– suenan a chiste o a tragedia, pero para muchas locas de antes las teteras fueron un tránsito al autorreconocimiento. El mismo término tetera va perdiendo ahora su aura de revuelta cuando el reconocimiento solitario se colectiviza y la palabra homofobia es ya un concepto negativo que popularizaron los medios de comunicación. Cuando las mayores amenazas provienen menos del Estado que de los fracasos amorosos o de organizaciones sociales de idiotas que pelean contra el Ángel de la Historia.


Fuente: SentidoG

Lo LGBT en el cine, el teatro y la tele

0 Comentarios


Putos, gays, maricas. Tortas, lesbianas, marimachos. Travestis, travas. Transformistas o simplemente varones que hacen de mujeres o mujeres que interpretan a varones. Cine; teatro, televisión. Nuestros medios mostraron, por lo general, un cliché. O siempre estos personajes eran quienes perdían, quienes pagaban moralmente su existencia diversa; terminaban suicidados o directamente terminaban, porque así lo decidía la censura, la pacatería del público o de alguien Que decidía por él. Había cambios de presentación de personajes y de sus conflictos.


Así, empezamos esta sección con actores y actrices que interpretaron personajes que pertenecen al mundo gltbi. ¿Se hace de “gay”, por ejemplo, o es sólo una condición más del personaje? Acá iremos viendo qué transcurre con estas historias.


Empezamos con Germán Rodríguez, joven actor que es más que un rostro interesante: Es un estudioso del arte, y ya está ejerciendo la docencia tratral, mostrando su bagaje en el espacio “El extranjero”. A Germán le seguirán, entre otras/os: Hugo Arana, Mosquito Sancinetto, Estela Garelli, Claudia Cárpena, Laurentino Blanco, Gerardo Baamonde, Gerardo Chendo, Héctor Fernández Rubio. Y seguirán las firmas. ¿Vos a qué personaje recordás más?


German Rodriguez


Este actor, quien viene participando activamente de la escena teatral independiente, mostró masivamente su cara en una publicidad donde cantaba en italiano, junto a su supuesta esposa. Era la publicidad de un banco. Se sabe: un minuto de televisión hace muy visible, y a veces famoso, a un actor que en teatro la pela y la lucha desde hace años.


Este podría ser uno de esos casos, y Germán siguió con su intensidad laboral, en pequeños o medianos teatros, en cortos y mediometrajes, estudiando y formándose, porque lo suyo es la puntillosidad y la excelencia. Cinco temporadas de “Rodando”, de Alejandro Accobino, lo mostraron rabiosamente en un unipersonal en No Avestruz. No es un contador de chistes. La obra es de Alejandro Accobino, un interesante autor y director, quien se suicidó el año pasado.

También fue uno de los protagonistas de “Absentha”, junto al mismo director, con quien formaba un equipo creativo. La absentha es el elixir de los poetas malditos, y allí afloraban cotidianidades y miserias entre tres compañeros y su extraño maestro, en un club barrial. Hay personajes “gays”? Se hace de “gay”? ¿O eso es caer en un estereotipo? Por lo que hemos visto en el mundillo del espectáculo, tanto en teatro como en cine, y muy especialmente en nuestra tevé, el gay es (¿era?) ridiculizado, y siempre, o casi siempre terminaba mal. Germán, con su personaje Gapo, volvió, para deleite del paladar teatral exquisito. La cita es en el Teatro del Abasto. Acá, podríamos afirmar que era sólo un dato más su sexualidad. Pero mejor que lo diga Germán.

¿Cómo preparaste tu personaje, en cuanto a su gaytud?

Como Gapo, el personaje que represento en “Absentha”, asiste a un taller de poesía, partí de la lectura de poemas para darle vida a este personaje. Los buenos poetas o escritores, en general no son buenos lectores de sus materiales (Cortázar, Gelman). En el caso de Gapo, su lectura es empalagosa, como el contenido de sus poemas. Entonces, el amaneramiento suyo es estético, más allá de su sexualidad. Por supuesto que el personaje es gay y está enamorado de su profesor, pero hago esta aclaración porque en esas mismas circunstancias el personaje podría ser muy distinto. A medida que la historia avanza los cuatro personajes de la obra sacan lo peor de sí para destruir cualquier otra poética que no sea la que producen ellos. En ese desarrollo es que Gapo va saliendo del closet. Entonces no es muy feliz el modo en que se hace cargo de su homosexualidad. Como tampoco es feliz el modo en el que los otros tres personajes se hacen cargo de sus deseos.

- Los personajes son mediocres, y muy egocéntricos, ¿Realmente creés que se da en todos los ámbitos ese ser?

¿Por qué creo que los personajes son mediocres? Porque no pueden ver sus propios límites. Como creen que son maravillosos, no tienen que cambiar nada de sí. Todo el conflicto está fuera de ellos. Por la misma razón, tampoco pueden ver nada bueno en sus otros compañeros. Porque parten de la comparación todo el tiempo. Empezando por el profesor, que propone, desde su rol, este mecanismo. Y creo que sí, que esto se da en muchos ámbitos. Nosotros elegimos un taller de poesía para hablar sobre estas cuestiones, pero a las personas esto nos ocurre todo el tiempo. Siempre uno tiene la oportunidad de cambiar su punto de apoyo para observar una misma situación y ver más allá de sí. Pasa que en ese momento el vértigo puede ser muy grande; uno teme perder su propia individualidad. Lo maravilloso es que cuando uno trasciende su pequeño yo, dicho entre comillas, puede conectarse con algo mucho más vasto. Y eso mismo es lo que lo que nos potencia como seres humanos.

- Son poetas medio pelo que se creen más, ¿A qué podría deberse eso?

El miedo genera violencia. Ellos tienen miedo y no hacen nada por transformarlo. Si pusiesen su miedo en juego al momento de crear, supongo que los resultados serían otros. Pero como no ven imperfecciones en su ser, solo pueden verlas en los demás. Este es un
tema en el que pienso mucho este último tiempo. El sentido de mi trabajo como actor, como creador. Me encanta mi trabajo, pero quiero estar atento a no caer en lo superficial. Y para eso trato de elegir los trabajos que hago (en la medida de lo posible) para contar cosas que a los demás también les sirva. También creo que es fundamental el modo en que uno se relaciona con su entorno mientras trabaja (ya sea ensayando o cuando se suma el público). No me interesan las grandes obras, si las personas no pueden tratarse bien entre sí.

“Absentha”, de Alejandro Accobino, es presentada por el grupo La Fronda

TEATRO DEL ABASTO
Humahuaca 3549
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4865-0014
Web: http://www.teatrodelabasto.com
Entrada: $ 60,00 / $ 50,00 / $ 40,00 – Viernes – 23:30 hs



Fuente: SentidoG

La SAFG se suma a la campaña “Sácale la Tarjeta Roja al sida”

0 Comentarios

Los integrantes de la Selección Argentina de Futbol Gay (SAFG) se sumaron a la campaña “Sácale la Tarjeta Roja al sida”; esta campaña tiene por objetivo promover un mensaje en contra del estigma y la discriminación hacia la población LGBT, y especialmente sumar las voces de los futbolistas para contribuir en la reducción en un 50% las nuevas infecciones entre hombres gays y mujeres trans.

“Reducir la transmisión sexual del VIH a la mitad” es un objetivo que se ha propuesto ONU (el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/) para el año 2015, alineado a los Objetivos de Desarrollo del Milenio que suscribieron todas las naciones del mundo en el año 2000. ONU considera que es prioritario trabajar con hombres gays y mujeres trans proporcionando todas las herramientas de prevención demostradas eficaces.

El Mundial de Fútbol Gay, que tuvo como lema este año “Triunfo, Respeto e Inclusión” fue una oportunidad para hacer visible esta temática y generar conciencia sobre la importancia de la prevención y tratamiento del VIH en hombres gays y mujeres trans y transmitir un mensaje de defensa de los derechos de la población LGBT.

Los jugadores de la Selección Argentina de Fútbol Gay, subrayaron que “el estigma y la discriminación hacia personas gay, lesbianas, bisexuales y trans en relación con el VIH desalientan la consulta y el acceso a los servicios de salud, lo que limita que se puedan realizar la prueba de VIH o acceder a la atención, cuidado y tratamiento que son necesarios en caso de tener un resultado positivo”.

En la mayoría de los países de América Latina la población de mujeres trans y de hombres gays constituyen los grupos con mayores índices de infección por el VIH comparado con el resto de la población general.


Fuente: SentidoG

Un humorista venezolano pide cárcel para Ricky Martin por obligar a sus hijos a tener dos papás

0 Comentarios

La verdad es que aunque ciertos personajes tuviesen la boca callada, o evitasen decir lo que piensan en Twitter, no pasaría nada. Este es el caso de Carlos Sicilia, un humorista venezolano que criticó e hizo algún chiste desagradable sobre Ricky Martin.
El cómico venezolano Carlos Sicilia subió ayer a su cuenta de Twitter un comentario bastante desafortunado. Concretamente, el humorista pidió cárcel para Ricly Martin y su pareja por obligar a un hijo a criarse de ese modo, o sea, con dos papás. Bueno, para ser exactos, Sicilia pidió cárcel para la conocida pareja, pero también para cualquier gay que se atreva a tener hijos.
Además de pedir cárcel para el cantante portorriqueño, el humorista (por decir algo), dijo de forma magnánima que podía aceptar que una persona sea gay, e incluso que viva y se case con otro gay adulto de mutuo acuerdo.
Pero como siempre hay un pero, Sicilia señaló que “forzar a un niño a vivir eso es criminal”, a la par que acusaba de nuevo a Ricky Martin de violar los derechos de los niños por obligarlos a convivir con ellos. Unas declaraciones que confirman que todavía queda mucha gente por el mundo con una mente demasiado cerrada.

Fuente: AmbienteG

Dime cómo son tus dedos y te diré cómo es tu pene

0 Comentarios
Un estudio científico asegura que los hombres cuyos dedos índices son más cortos que sus dedos anulares cuentan con los penes más largos.

Según un estudio surcoreano, publicado en el Asian Journal of Andrology, las manos podrían decir más sobre sus propietarios de lo que se cree habitualmente, especialmente en el caso de los hombres.

“Según nuestros datos (…) cuanto más corto tengas el dedo índice con respecto al dedo anular, más largo tendrás el pene extendido”, escribió Tae Beom Kim en el departamento de urología del Hospital Gil de la Universidad de Gachon.

Estudios anteriores han mostrado fuertes evidencias de que la testosterona prenatal podría determinar el desarrollo de los dedos así como la longitud del pene, una relación que Kim y sus colegas centraron en un estudio.

El estudio implicó a 144 hombres que sufrían problemas urológicos que no afectaban a la longitud de sus penes, que fueron medidos bajo anestesia.

Las medidas fueron comparadas posteriormente con la diferencia en longitud entre sus segundo y cuarto dedos de la mano derecha. Estudios anteriores han mostrado que la mano derecha puede ser más sensible a la influencia de la testosterona.


Fuente: ENEWSPAPER

Publican ley para atender VIH / Sida en el Distrito Federal

0 Comentarios
Las personas con VIH/Sida residentes en el Distrito Federal que no estén incorporadas a algún régimen de seguridad social laboral tendrán derecho a acceder de forma gratuita, eficiente y oportuna a los servicios médicos con una política de no discriminación en centros de salud de la Ciudad.

Lo anterior de acuerdo a la Ley para la Prevención y Atención Integral del VIH/ Sida, publicada este miércoles en la Gaceta del DF y que entrará en vigor en los próximos sesenta días naturales.

Según la norma, el Gobierno del DF deberá poner en marcha el Centro para la Prevención y Atención Integral del VIH/ Sida para promover proyectos de participación comunitaria para evitar la enfermedad y la formación de grupos de ayuda mutua; informar las vías de transmisión, detección y tratamiento; así como orientar y educar a la población sobre la adopción de estilos de vida saludables.

Asimismo, deberá otorgar apoyos de transporte público a personas en condición de vulnerabilidad, de alimentación para mujeres embarazadas y capacitación para el empleo a personas infectadas.

La ley destaca que queda prohibida cualquier forma de discriminación, entendiéndose por aquella la negación, exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de los derechos humanos.

Por ello, los servicios de salud públicos estarán obligados a ofertar la prueba de VIH de manera voluntaria y gratuita a toda embarazada y a las poblaciones en situación de vulnerabilidad que lo requieran.

Cada año, la Secretaría de Finanzas preverá en el Proyecto de Presupuesto de Egresos los recursos necesarios para llevar a cabo las acciones de prevención y atención integral, que posteriormente el Jefe de Gobierno enviará a la Asamblea Legislativa para su análisis, discusión y aprobación.


Fuente: ENEWSPAPER

¿Quieres conocer al mejor modelo LGTB de Málaga?

0 Comentarios

Mucho músculo, pose, cuerpazo y el mejor ambiente nos espera en Torremolinos el próximo sábado 7 de julio donde 11 candidatos aspiran a convertirse en el "Mejor Modelo LGTB de Málaga 2012". La gala se celebrará en la Discoteca Heaven, situada en la Calle Casablanca, en el barrio de La Nogalera de Torremolinos, a partir de las 00:30 de la noche. Los chicos andaluces desfilarán luciendo vestuario de baño e interior de Mundo Único By AsdruMark (http://www.asdrumark.es), que es el sponsor oficial y lucirán las joyas exclusivas para chico de la firma Ñusta y Chambala. Además, con cada copa se sortearán entre el público bañadores de Mundo Unico By AsdruMark y habrá obsequios de productos de peluquería de Schwarzkopf.

Previo a esta gala “The Best Top Model LGTB Málaga 2012” y, después del éxito obtenido en la edición de Córdoba, la presentación de candidatos a los miembros del jurado, patrocinadores, prensa y público en general se realizará en Edén Beach Club (en la Playa del Bajondillo de Torremolinos) a las 19:00 horas. Podéis asistir todos los que queráis porque la entrada es libre.

El jurado de la edición malagueña estará integrado por profesionales del espectáculo, la cultura, el diseño y la comunicación como Úrsula Aguilar, Miss Málaga 2009, Raquel Cristina Pérez, Reina de la Belleza de Andalucía 2010, el Director de la firma “Mundo Único" en el Reino Unido, Martina Valentino de Místicas Vivencias de Córdoba, J.R. Fernández, responsable de Marketing Manager de Absolut Vodka, Ricardo Jiménez Fortmann, fundador Ñusta y Chambala, Antonio Domínguez, gerente EDEN Beach Club, Atanas Nikolov de AS Modas y Complementos, Santiago Rubio, Presidente de COLEGA Torremolinos, Máximo Jesús Aguilar, director del programa de radio "La Locomotora" y Juan Luis Rodríguez Martin, fotógrafo oficial del certamen.

“The Best Top Model LGTB Málaga 2012” es un certamen de belleza para elegir al mejor supermodelo LGTB (Gay/Bisexual). En cada Gala provincial los candidatos competirán para alzarse con el título provincial que le permitirá participar en la Gala Final donde será elegido Top Model LGTB Andalucía 2012. Se puede presentar al certamen cualquier chico LGTB de Andalucía o de Extremadura que sea mayor de edad.

El certamen se creó en el mes de mayo en Córdoba, a cargo de Jesús Palomares, continua en Torremolinos (Málaga) y ya está cerrando acuerdos en otros locales de copas de ambiente de Jaén, Granada, Sevilla o Almería para realizar una gira por toda Andalucía, a la caza y captura del gay y bisexual más guapo.

No te pierdas una excelente gala de Torremolinos donde los 11 candidatos tendrán mucho que mostrar.

Anímate a participar, infórmate en:

www.topmodellgtb.blogspot.com





Fuente: Frecuencia Gay

Son y son - Cap. 198

0 Comentarios

Fuente: Son y son

Mi familia es un dibujo, o un rasti, o algo hecho con plastilina

0 Comentarios
¿Qué es una familia? La pregunta suena aburrida, obvia. Ya en primer grado, aun antes de aprender a escribir, podía dibujar una familia con redondeles y palotes. La mamá (con un rulo grande que indicaba pelo largo y un triángulo como pollera), el papá (con sombrero), el hijo y la hija. Atrás, una casa con chimenea y humito. Ya está, les presento a la familia “nuclear”, la “célula básica de la sociedad”, según repetía la maestra. Fin de la historia. Todo lo que no encajaba en ese molde era raro, y por lo tanto amenazante. En los cuentos de hadas, las madres que criaban hijos ajenos eran “madrastras” siempre aliadas a lo siniestro. Y los huérfanos, en la tradición de las novelas de Dickens, sobrevivían apenas al orfanato para pasar al reformatorio, esquivando golpes y estafas.

Después llegaron los Ingalls, la familia mítica que vivía en una casita dibujada con redondeles y palotes en la cima de la colina. El padre estaba siempre transpirado, o sea, trabajaba todo el día, arando el campo, pero, sobre todo, apilando heno en el granero. La madre se ocupaba de las tareas de la casa. Y las hijas iban a la escuela con unas latitas en vez de mochilas. Los domingos la familia entera iba a la iglesia a rezar y a cantar. Nunca había discusiones entre los Ingalls, y la única interferencia era alguna travesura de Laura (que era traviesa porque era pecosa, o viceversa). El único conflicto en la serie se daba entre la familia (como unidad indivisible) y lo arduo de la vida del colono. Por eso la serie acumulaba tragedias: incendios, parálisis, caídas en pozos, enfermedades, sequías, cegueras, etc.

Trabajando full time contra tantas calamidades, no había tiempo para frivolidades: no había esposas aburridas, maridos infieles, hijos rebeldes, suegras asfixiantes o abuelos borrachos, ninguna sospecha de que la familia no siempre nutre y protege, sino que a veces es abuso o intemperie. Ni siquiera los Locos Addams, con sus excentricidades, rompían con este molde: los Addams también eran un frente sin fisura, como los Ingalls, pero en perpetuo Halloween.

En 1998, en una fiesta en New Jersey, conocí a un cubano gay. Había vivido toda su vida en La Habana y emigrado a Estados Unidos hacía apenas un año. Charlamos de música, literatura y luego de cine. Cuando mencioné Esperando la carroza, Carlos se puso la mano en el corazón, conmovido, dejó el vaso de vino sobre la mesa y empezó a citar parlamentos de la película de memoria.

No era casual que dos gays latinoamericanos en el extranjero sincronizaran íntimamente ventriloquizando a Blumm y a Zorrilla. La película había sido popular en el momento de su estreno, pero cayó paulatinamente en el olvido, hasta que fue rescatada y elevada a película de culto por la gente gay. La fascinación no era gratuita: el grotesco nos confirmaba la sospecha de que muchas veces sólo en la superficie la familia es funcional y cooperativa, mientras en lo profundo hay crisis nerviosas, llantos fingidos y gritos y masas de crema atragantadas.


Juego de roles

En el debate por el matrimonio igualitario se confrontaron dos ideas de familia contrapuestas. Una, la familia “tradicional”, basada en la idea de la mamá y el papá con roles definidos y fijos (aunque casi nadie ya se anima a enunciar cuáles son, y nadie los cumple a rajatabla); la otra, la familia “actual”, en la que los roles y las responsabilidades se reparten independientemente del sexo o la sexualidad de los padres. Ya la palabra “tradicional” es tramposa, porque sugiere siglos de historia, cuando en realidad nuestra idea de familia cambia constantemente (era muy distinta cuando no existía el divorcio legal, por ejemplo) y hasta lo que consideramos reglas básicas de funcionamiento de la familia son bastante nuevas (en el siglo XIX, por ejemplo, era muy común que los hijos de las familias ricas fueran criados por nodrizas hasta los 5 o 6 años, sin tener casi contacto con la madre). Paradójicamente, cualquier intento de definir la familia “tradicional”, incluyendo todas las culturas y todas las épocas, daría como resultado una definición tan amplia, como inútil.

Pero no hace falta ser historiador, sociólogo o antropólogo para entender que los roles, dentro de una familia, son variables y circunstanciales. Una de las experiencias más extrañas que vive una persona gay sucede cuando decide decirle a sus padres que es gay. Lo más común es que los padres reaccionen enojándose, intentando primero persuadir al hijo de que está equivocado o que sólo está pasando por un “periodo gay”, y que todo va a volver a “la normalidad”. Es una ironía que un hijo gay deba, en ese caso, convertirse en padre de sus padres (una inversión de los roles tradicionales) y tenga que aguantar con paciencia y firmeza, los ataques de ira o llanto, los sobornos emocionales, etc, que los padres usan para intentar imponer su capricho.


Mi tío picapiedras

A veces lo olvidamos, pero la mayor parte de la historia humana es prehistórica. Muy, muy lentamente nos estamos enterando cómo vivían nuestros antepasados. Los debates son encarnizados y estamos lejos de llegar a un acuerdo, pero es probable que las familias antes de la llegada de la agricultura fueran más flexibles de lo que podría imaginar incluso el hippie más radicalizado. Christopher Ryan y Cacilda Jethá, por ejemplo, en su libro “Sex at dawn” (Harper Collins, 2010) sostienen que nuestras tatarabuelas picapiedras tenían sexo con muchos hombres a la vez, lo que permitía mejorar la posibilidad de un hijo evolutivamente bien posicionado gracias al mecanismo de “competencia espermática”, y luego esos hijos eran hijos de todo la tribu (es decir de todos los padres y las madres del grupo) y eran cuidados y educados comunitariamente. Por si hay algún fanático religioso retrógado leyendo este párrafo, les dejo una imagen mental ilustrativa de lo que sostienen Ryan y Jethá: nuestros tataraabuelos vivían en una especie de boliche swinger que funcionaba al mismo tiempo como jardín de infantes. Cómo habrán conseguido la habilitación?

Por las dudas aclaro que Ryan y Jethá son heterosexuales (y pareja) y que no proponen retroceder a la prehistoria o a los años 60. Simplemente señalan la necesidad de volver a evaluar de qué hablamos cuando hablamos de “familia”, “tradición” o “natural”, las tres palabritas / caballos de batalla más escuchadas del lado más recalcitrante y retrógrado. Lo que ellos nombran como “tradicional” es en realidad la familia como manera de ordenar algunos aspectos de las relaciones entre las personas: el sexo, el parentesco y el dinero. Eso es la ley de matrimonio: una manera de restringir con quién (supuestamente) se tiene sexo, cómo se arman los lazos familiares (se trata de lazos sanguíneos) y cómo se reparte el dinero (los hijos biológicos heredan la propiedad de los padres). Este modo de organizar la manera en que las personas se relacionan fue evolucionando (hoy la mujer no es propiedad del hombre, como solía serlo; los matrimonios no son arreglados por los padres, etc) no porque los gays hayan introducido cambios en la ley, sino porque los heterosexuales lo hicieron. Lo insólito es que mucha gente gay, que los retrógrados describen como díscolos y con el secreto interés de generar caos y confusión, pretenden sumarse a una institución rígida y disciplinadora, en vez de optar por la libertad de movimiento de la soltería perpetua.


Hágalo usted mismo

Siempre hubo hijos criados por tías o abuelas, un par de hermanas que criaron al hijo de una vecina, dos familias fracturadas que se reunían para recomponerse y ampliarse. Durante mucho tiempo estas familias no pasaron el control de calidad de la ley. La medida “conservadora”, en el buen sentido de la palabra, sería ordenar y sostener las relaciones perdurables para hacerlas más sólidas y para que los integrantes más desguarecidos de ese grupo (en general los niños o los ancianos), vivan protegidos por cierta estabilidad. No se trata, entonces, de tirar todo por la borda, sino todo lo contrario. La ley de matrimonio igualitario, al terminar con la invisibilización de las famlias homoparentales, ayuda a remover el estigma de otras familias “atípicas”.

La cultura popular está llena de declaraciones grandilocuentes sobre la importancia del amor. El slogan: el amor es lo más importante. Pero hasta hace unos meses ese slogan venía con letra chica:siempre y cuando no seas gay y quieras casarte con alguien de tu mismo sexo). Para salir un poco del costado meloso y estupidizante y pop de la importancia del amor, podemos ir hacia otro slogan: somos animales sociales. Evolutivamente nuestro cerebro se fue agrandando y complejizando para poder vernos, tocarnos, hablarnos. Somos los animales más sociales del planeta: los que más dependemos del otro, los que más tiempo y energía dedicamos a ir en busca del otro, los más elevados y los más desgarrados por el cuerpo y el misterio del otro. Para ser tenemos que desviarnos y pasar por los demás, y no hay castigo más rotundo que el exilio y la invisibilización. Las “nuevas” familias siempre estuvieron ahí porque no sabemos cómo vivir sin nuestra fragilidad y sin el cuidado mutuo y por eso seguimos creando maneras de estar juntos y solos al mismo tiempo.



Fuente: SentidoG

Proponen cambiar formulario de donación de sangre por discriminatorio

0 Comentarios
La Legislatura porteña tiene en debate un proyecto que apunta a cambiar el cuestionario que se exige completar a los donantes de sangre, en los hospitales públicos de la Ciudad, a través de la eliminación del pedido de datos respecto de la identidad de género, vida personal y sexual o cualquier información que resulte discriminatoria.

La iniciativa, que redactó el diputado Maximiliano Ferraro, plantea una modificación al artículo tercero de la ley 3328 de la Ciudad que establece el marco regulatorio de donación de sangre, sus componentes y hemoderivados, así como medidas de abastecimiento y de seguridad transfusional.

Coincidente con el Día del Donante de Sangre, el proyecto fue eje de un debate en la Legislatura respecto de la propuesta en cuestión, que argumenta que el actual cuestionario que se requiere a los pre-donantes tiene “un carácter discriminatorio, restrictivo y homofóbico”.

Por ello, apunta a incluir en el artículo mencionado, que fija que “los donantes de sangre tienen derecho a ser asistidos de acuerdo con los procedimientos, normas y controles establecidos”, la leyenda: “Al momento de donar no se requerirá información de los donantes respecto a su identidad de género, vida personal, sexual, o cualquier información que resulte discriminatoria o violatoria del derecho a la intimidad”.

El formulario de interrogatorio en uso se encuadra en la ley nacional de sangre y conforma uno de los dos requisitos para donar sangre junto con la verificación del estado de salud de la personas mediante un examen clínico-biológico.

En ese marco, impide la donación a “varones que tengan o hayan tenido relaciones entre hombres, a mujeres que tengan o hayan tenido pareja sexual con un hombre que tiene también sexo con hombres”.

También prohíbe donar a quienes “hayan mantenido relaciones sexuales ocasionales o tener conocimiento de que su pareja las tiene, aún con protección” y a las personas con “relaciones sexuales con adictos o ex adictos a drogas ilegales intravenosas o a quienes hayan tenido sexo por dinero”.

Para Ferraro, diputado de la Coalición Cívica, “el procedimiento de entrevista de pre-donación de sangre que actualmente se lleva a cabo debe reformularse y es tarea de esta Legislatura trabajar para adecuarlo a los avances científicos y los cambios culturales libres de todo prejuicio y discriminación”.

Resaltó que “la Ciudad puede y debe trabajar en esta cuestión” y precisó que “el artículo 80 de Constitución local habilita a la Legislatura a dictar leyes en materia de salud y evidentemente en el marco de esta competencia se dictó la ley 3328”.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, en una resolución, recomendó al Ministro de Salud de la Ciudad que “arbitre las medidas necesarias para revisar y modificar el cuestionario de entrevista de pre-donación de sangre utilizado por los hospitales públicos de la Ciudad”.

Sostiene que en particular “deberá analizarse la pertinencia de las preguntas evitando sesgos discriminatorios” y enfatiza que “no hay razones suficientes que permitan mantener la restricción de donar sangre por parte de quienes hayan tenido sexo entre hombres por esta sola razón”.

“No es el hecho de tener sexo entre hombres o ser homosexual lo que debería impedir la donación, sino que lo que debería tenerse en consideración es la práctica sexual no segura”, añade.

Esta semana, la Comunidad Homosexual Argentina, a través de su presidente, César Cigliutti, sostuvo que “ser homosexual no debe ser un impedimento para donar sangre” y opinó que “debe modificarse esa resolución porque es discriminatoria”.


Fuente: SentidoG

Este es el novio de Sheldon Cooper

0 Comentarios
El actor Jim Parson, aceptó públicamente su homosexualidad. Además dejó saber que podría casarse las próximas navidades con su novio Todd Spiewak, con el que ha tenido una relación por varios años.



Fuente: ENEWSPAPER

¿Cómo es ser gay en China?

0 Comentarios
Cada martes por la noche, en un cálido café, cincuenta jóvenes gay se reúnen para conversar. “Mis padres saben, pero continúan presentándome mujeres”, se queja un chico. “Bueno, supongo que necesitamos 30 años más antes de que dos hombres puedan cogerse de las manos en la calle”, añade otro.

En otra parte de Beijing, encontramos a Hui Hui, un musulmán de 32 años. Sus padres son muy tradicionales y no saben de su sexualidad. “Recientemente se mudaron a mi departamento, pero paso la mayor parte de mi tiempo viajando para escapar de su constante presión ¡para que me case! A diferencia de mi padre, yo no voy a la mezquita, ya que estoy ocupado con mi asociación para concientizar sobre el sida. Para obtener fondos del gobierno, las asociaciones gay deben enfocarse en los problemas de salud como el VIH , más que en la misma sexualidad”, explica.

En todas las ciudades chinas puedes ver paneles que muestran a la “familia perfecta”: un hombre, una mujer y un solo niño. No hay revistas gay en los kioscos, ni celebridades gay en la televisión. Incluso la película ganadora del Oscar, Secreto en la montaña, del aclamado director taiwanés Ang Lee, fue prohibida en los cines locales.

No obstante, la vida nocturna de Pekín es el paraíso para los chinos gay. “Nos divertimos en los clubes Destination o Alfa. Solía conocer a amigos en parques públicos de Xidan. Pero tantas cámaras de video se instalaron desde los Juegos Olímpicos del 2008, que ya no lo hago”, dice Hui Hui.

“Los guardias dejan a los gay en paz mientras se mantengan fuera del ojo público”, opina Wei Xiaogang, fundador y presentador de Camaradas gay, un programa de Internet para gays. En el 2010, el Mr. Gay China fue cancelado por la Policía. Pero cuando la famosa actriz Lu Liping hizo comentarios homofóbicos en Internet, un presentador de noticias del canal del Partido Comunista la criticó al aire y alabó a la comunidad gay de China “por su contribución a la sociedad”.

Si los hombres gay en la actualidad están haciendo lo posible para posponer su “deber filial”, las generaciones mayores no tienen opción. Xi YaDie es un homosexual de 48 años. Como millones de migrantes, dejó la provincia de Shaanxi y se mundó a Beijing. Ahora envía dinero a su esposa y dos hijos mientras practica su pasión: cortar papel.

“Gracias al arte, puedo volar lejos y disfrutar mi vida de manera libre”. Sus obras muestran apasionadas orgías masculinas. Xi YaDie significa ‘mariposa siberiana’.


Fuente: ENEWSPAPER

Presentan en Santa Fe un proyecto que promueve el trabajo digno para personas travestis, transexuales y transgénero

0 Comentarios


Luego de la aprobación y puesta en vigencia de la Ley de Identidad de Género, el diputado provincial Leandro Busatto (FPV), presentó en la Legislatura de Santa Fe un proyecto de ley para que las personas transexuales, travestis y transgénero accedan a un trabajo digno.

El diputado provincial Leandro Busatto (FPV), autor del proyecto de ley para la inserción laboral de personas transexuales, travestis y transgénero en el ámbito de la provincia de Santa Fe.

En sintonía con el reconocimiento que, a través de diferentes normas nacionales, se ha fomentado en relación al respeto por la diversidad sexual y la identidad de género, el Diputado Provincial Leandro Busatto presentó un Proyecto de Ley a fin de favorecer la inserción laboral y la participación en la vida social, económica, política y cultural de personas travestis, transexuales y transgénero, alentando su contratación y empleo en organismos públicos y/o privados, procurando superar las desigualdades sociales existentes, cuyos beneficiarios serán todas aquellas personas que hayan procedido a la rectificación registral del sexo, nombre e imagen de conformidad con lo dispuesto en el artículo tres (3) de la Ley Nacional Nro. 26.743, de Identidad de Género.

Para este fin, el Proyecto obliga al Estado Provincial, sus organismos descentralizados o autárquicos, entes públicos no estatales y empresas del Estado Provincial, a ocupar laboralmente a personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en proporción no inferior al uno por ciento (1 %) de la totalidad del personal por cada ente. En tal sentido se estipulan plazos dentro los cuales se deberá dar cumplimiento a la norma y se establece en forma clara que quienes accedan en virtud de este régimen, gozarán de los mismos derechos y obligaciones que la legislación vigente prevé para los agentes de la Administración Pública.

Por otra parte para estimular la contratación de travestis, transexuales y transgénero en el sector privado, se estipula el cómputo de una deducción especial en la base imponible del impuesto a los ingresos brutos equivalente al ciento por ciento (100 %) de las contribuciones y aportes patronales.

Sin dudas que, por sus características, por sus objetivos y por sus fundamentos, este Proyecto significa un avance cualitativo en el pleno reconocimiento de las libertades individuales y el derecho a la identidad de género, que integra el más amplio derecho a la identidad y forma parte de aquellos derechos fundamentales e inalienables de las personas.

Travestis, transexuales y transgénero comúnmente son excluidos y excluidas del mercado laboral viendo frustradas sus expectativas de lograr un plan de existencia, por tal motivo se pretende establecer medidas dirigidas a mejorar sus posibilidades de inserción y de participación en la vida social, económica, política y cultural.

“En nuestra manera de ver y entender el rol del Estado, es de su incumbencia remover los obstáculos de orden económico y social que, limitando de hecho la igualdad y la libertad de los individuos, impidan el libre desarrollo de la persona humana y la efectiva participación de todos en la vida política, económica y social de la comunidad” afirma el diputado Leandro Busatto —perteneciente al bloque del Frente para la Victoria— y agrega que “No creemos necesario señalar, además, que la transexualidad no comporta incapacidad de ninguna clase para el ejercicio de cualquier profesión. Ni la experiencia ni la actividad laboral, ni el nivel de formación van vinculados al género”.

El legislador argumenta en su proyecto que “Por consiguiente, y teniendo especial consideración en que en nuestro país se ha producido un avance histórico en la inclusión y la igualdad en el marco de la política de derechos humanos con la sanción de la Ley Nacional N° 26.743 “Identidad de Género”, es deber del Estado Nacional y de los Estados Provinciales el profundizar en dicha materia bregando siempre por una mayor igualdad para todos los ciudadanos y ciudadanas”.

“Tenemos la plena y firme convicción que este proyecto, que esperamos la Cámara acompañe para transformar en Ley, contribuirá a favorecer la inserción laboral en actividades alternativas a los empleos marginales, creando herramientas sociales para el desarrollo de aptitudes en el trabajo, sensibilizando a la población en general y empresarios en cuanto a la situación de las personas transexuales, su problemática y la situación de vulnerabilidad que sufren y alcanzando en el futuro una población transexual cualificada y no discriminada, en igualdad de oportunidades y condiciones que el resto de la población” afirmó.


Fuente: AG Magazine